El Novio y el ayuno

Predicado el 02 Mar 2014, Predicador: Dani Pujol

9 Pasando de allí, Jesús vio a un hombre sentado en el lugar de los tributos, llamado Mateo, y le dice: Sígueme. Y levantándose, lo siguió.
10 Y aconteció que estando Él reclinado a la mesa en la casa,° he aquí que muchos publicanos y pecadores llegaron y se reclinaron° a la mesa con Jesús y sus discípulos.
11 Y viendo esto, los fariseos decían a sus discípulos: ¿Por qué vuestro maestro come con los publicanos y pecadores?
12 Pero cuando Él lo oyó, dijo: No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos.
13 ¡Id y aprended qué significa: Misericordia quiero y no sacrificio!, porque no vine a llamar a justos sino a pecadores.°

Acerca del ayuno

14 Llegaron a Él los discípulos de Juan, diciendo: ¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos,° y tus discípulos no ayunan?
15 Jesús les dijo: ¿Acaso los que asisten al esposo° pueden tener luto mientras el esposo está con ellos? Pero vendrán días cuando les sea quitado el esposo; entonces ayunarán.
16 Nadie pone un remiendo de paño nuevo sobre un vestido viejo, pues tal remiendo tira del vestido, y se hace una rotura peor.
17 Ni echan un vino nuevo en odres viejos; de otra manera, los odres se revientan y el vino se derrama, y se echan a perder los odres; sino que echan un vino nuevo en odres nuevos, y ambos se conservan juntamente.

Santa Biblia: La Biblia Textual, Segunda Edición. 1999 (Mt 9.9–17). Sociedad Bíblica Iberoamericana, Inc.