Estad preparados hasta la Venida de Cristo

Predicado el 04 Feb 2018, Predicador: Alberto Crespo

1 Tesalonicenses 4:13-18 – Biblia de las Americas

La venida del Señor

13. Pero no queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como lo hacen los demás que no tienen esperanza.

14. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también Dios traerá con El a los que durmieron en Jesús.

15. Por lo cual os decimos esto por la palabra del Señor: que nosotros los que estemos vivos y que permanezcamos hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.

16. Pues el Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con la trompeta de Dios, y los muertos en Cristo se levantarán primero.

17. Entonces nosotros, los que estemos vivos y que permanezcamos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes al encuentro del Señor en el aire, y así estaremos con el Señor siempre.

18. Por tanto, confortaos unos a otros con estas palabras.

1 Tesalonicenses 5:1-11 – Biblia de las Americas

1. Ahora bien, hermanos, con respecto a los tiempos y a las épocas, no tenéis necesidad de que se os escriba nada.

2. Pues vosotros mismos sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como un ladrón en la noche;

3. que cuando estén diciendo: Paz y seguridad, entonces la destrucción vendrá sobre ellos repentinamente, como dolores de parto a una mujer que está encinta, y no escaparán.

4. Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que el día os sorprenda como ladrón;

5. porque todos vosotros sois hijos de la luz e hijos del día. No somos de la noche ni de las tinieblas.

6. Por tanto, no durmamos como los demás, sino estemos alerta y seamos sobrios.

7. Porque los que duermen, de noche duermen, y los que se emborrachan, de noche se emborrachan.

8. Pero puesto que nosotros somos del día, seamos sobrios, habiéndonos puesto la coraza de la fe y del amor, y por yelmo la esperanza de la salvación.

9. Porque no nos ha destinado Dios para ira, sino para obtener salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo,

10. que murió por nosotros, para que ya sea que estemos despiertos o dormidos, vivamos juntamente con El.

11. Por tanto, alentaos los unos a los otros, y edificaos el uno al otro, tal como lo estáis haciendo.