Evangelio de Marcos – David Burt

Predicado el 29 May 2018, Predicador: David Burt

Marcos 3:20-35 – Biblia de las Americas

La blasfemia contra el Espíritu Santo

20. Jesús llegó* a una casa, y la multitud se juntó* de nuevo, a tal punto que ellos ni siquiera podían comer.

21. Cuando sus parientes oyeron esto, fueron para hacerse cargo de El, porque decían: Está fuera de sí.

22. Y los escribas que habían descendido de Jerusalén decían: Tiene a Beelzebú; y: Expulsa los demonios por el príncipe de los demonios.

23. Y llamándolos junto a sí, les hablaba en parábolas: ¿Cómo puede Satanás expulsar a Satanás?

24. Y si un reino está dividido contra sí mismo, ese reino no puede perdurar.

25. Y si una casa está dividida contra sí misma, esa casa no podrá permanecer.

26. Y si Satanás se ha levantado contra sí mismo y está dividido, no puede permanecer, sino que ha llegado su fin.

27. Pero nadie puede entrar en la casa de un hombre fuerte y saquear sus bienes si primero no lo ata; entonces podrá saquear su casa.

28. En verdad os digo que todos los pecados serán perdonados a los hijos de los hombres, y las blasfemias con que blasfemen,

29. pero cualquiera que blasfeme contra el Espíritu Santo no tiene jamás perdón, sino que es culpable de pecado eterno.

30. Porque decían: Tiene un espíritu inmundo.

La madre y los hermanos de Jesús

31. Entonces llegaron* su madre y sus hermanos, y quedándose afuera, mandaron llamarle.

32. Y había una multitud sentada alrededor de El, y le dijeron*: He aquí, tu madre y tus hermanos están afuera y te buscan.

33. Respondiéndoles El, dijo*: ¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?

34. Y mirando en torno a los que estaban sentados en círculo, a su alrededor, dijo*: He aquí mi madre y mis hermanos.

35. Porque cualquiera que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano y hermana y madre.