Grandes y pequeños en el Reino de Dios

Predicado el 01 Jul 2018, Predicador: Daniel Pujol Costa

Lucas 22:1-30 – Biblia de las Americas

El complot para matar a Jesús

1. Se acercaba la fiesta de los panes sin levadura, llamada la Pascua.

2. Y los principales sacerdotes y los escribas buscaban cómo dar muerte a Jesús, pues temían al pueblo.

3. Entonces Satanás entró en Judas, llamado Iscariote, que pertenecía al número de los doce;

4. y él fue y discutió con los principales sacerdotes y con los oficiales sobre cómo se lo entregaría.

5. Ellos se alegraron y convinieron en darle dinero.

6. El aceptó, y buscaba una oportunidad para entregarle, sin hacer un escándalo.

Institución de la Cena del Señor

7. Llegó el día de la fiesta de los panes sin levadura en que debía sacrificarse el cordero de la Pascua.

8. Entonces Jesús envió a Pedro y a Juan, diciendo: Id y preparad la Pascua para nosotros, para que la comamos.

9. Ellos le dijeron: ¿Dónde deseas que la preparemos?

10. Y El les respondió: He aquí, al entrar en la ciudad, os saldrá al encuentro un hombre que lleva un cántaro de agua; seguidle a la casa donde entre.

11. Y diréis al dueño de la casa: “El Maestro te dice: ‘¿Dónde está la habitación, en la cual pueda comer la Pascua con mis discípulos?'”

12. Entonces él os mostrará un gran aposento alto, dispuesto; preparadla allí.

13. Entonces ellos fueron y encontraron todo tal como El les había dicho; y prepararon la Pascua.

14. Cuando llegó la hora, se sentó a la mesa, y con El los apóstoles,

15. y les dijo: Intensamente he deseado comer esta Pascua con vosotros antes de padecer;

16. porque os digo que nunca más volveré a comerla hasta que se cumpla en el reino de Dios.

17. Y habiendo tomado una copa, después de haber dado gracias, dijo: Tomad esto y repartidlo entre vosotros;

18. porque os digo que de ahora en adelante no beberé del fruto de la vid, hasta que venga el reino de Dios.

19. Y habiendo tomado pan, después de haber dado gracias, lo partió, y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí.

20. De la misma manera tomó la copa después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que es derramada por vosotros.

21. Mas he aquí, la mano del que me entrega está conmigo en la mesa.

22. Porque en verdad, el Hijo del Hombre va según se ha determinado, pero ¡ay de aquel hombre por quien El es entregado!

23. Entonces ellos comenzaron a discutir entre sí quién de ellos sería el que iba a hacer esto.

La grandeza en el servicio

24. Se suscitó también entre ellos un altercado, sobre cuál de ellos debería ser considerado como el mayor.

25. Y Jesús les dijo: Los reyes de los gentiles se enseñorean de ellos; y los que tienen autoridad sobre ellos son llamados bienhechores.

26. Pero no es así con vosotros; antes, el mayor entre vosotros hágase como el menor, y el que dirige como el que sirve.

27. Porque, ¿cuál es mayor, el que se sienta a la mesa, o el que sirve? ¿No lo es el que se sienta a la mesa? Sin embargo, entre vosotros yo soy como el que sirve.

28. Vosotros sois los que habéis permanecido conmigo en mis pruebas;

29. y así como mi Padre me ha otorgado un reino, yo os otorgo

30. que comáis y bebáis a mi mesa en mi reino; y os sentaréis en tronos juzgando a las doce tribus de Israel.