Isaías 60

Predicado el 07 Jul 2013, Predicador: Enric Clavé

60 ¡Levántate y resplandece, que llega tu luz!

¡La gloria de YHVH amanece sobre ti!

2 He aquí, las tinieblas cubren la tierra;

Densa oscuridad a los pueblos,

Pero YHVH se levanta sobre ti,

Y en ti será vista su gloria;

3 Los gentiles acudirán a tu luz,

Y los reyes a tu naciente resplandor.

4 ¡Alza tus ojos en torno y mira!

Todos ellos se reúnen y vienen a ti,

Tus hijos vendrán de lejos,

Y tus hijas serán llevadas en brazos.

5 Tu lo verás, radiante de alegría,

Y tu corazón se estremecerá y se regocijará,

Cuando vuelquen sobre ti el comercio del mar,°

Y te traigan la riqueza de las naciones.

6 Te cubrirán caravanas de camellos,

Dromedarios° de Madián y de Efa;

Todos vienen de Sabá,°

Trayendo oro e incienso,

Y proclamando las alabanzas deYHVH.

7 Serán reunidos para ti todos losrebaños de Cedar;

Los carneros de Nebaiot° estarán atu servicio;

Serán ofrenda agradable sobre miAltar,

Y glorificaré la Casa de mi majestad.

8 ¿Quiénes son éstos que vuelancomo nubes,

Y como palomas a su palomar?

9 Ciertamente, en mí esperarán lascostas;

Las naves de Tarsis vendrán a lacabeza,

Trayendo tus hijos de lejos,

Y con ellos su plata y su oro,

A causa del nombre de YHVH tuDios,

Del Santo de Israel, que te ha glorificado.

10 Extranjeros reedificarán tus muros,

Y sus reyes te servirán.

Aunque en mi ira te castigué,

En mi buena voluntad tendré de timisericordia.

11 Tus puertas estarán siempre abiertas,

No serán cerradas ni de día ni de noche,

Para que te traigan la riqueza de las naciones,

Con sus reyes llevados en procesión.

12 Las naciones o reinos que no se tesometan, perecerán;

¡Sí!, aquellas naciones serán arrasadas.

13 Vendrá a ti el orgullo del Líbano,

Con el ciprés, el abeto y el pino,

Para hermosear el lugar de mi Santuario.

¡Yo haré glorioso el estrado de mispies!

14 Los hijos de tus opresores irán encorvados a ti,

Y los que te ultrajaban se postrarána tus pies,

Y te llamarán Ciudad de YHVH,

Sión del Santo de Israel.

15 Aunque fuiste abandonada y aborrecida,

Sin nadie que transitara por ti,

Yo haré que seas gloria perpetua,

La delicia de todas las edades.

16 Mamarás la leche de las naciones,

Mamarás los pechos de los reyes,

Y sabrás que Yo, YHVH, soy tu Salvador,

Tu Redentor, el Fuerte de Jacob.

17 En lugar de bronce, te traeré oro,

En lugar de hierro, te traeré plata,

En lugar de madera, bronce,

Y en lugar de piedras, hierro.

Te daré la paz por magistrado,

Y la justicia por gobernante.

18 No se oirá más en tu tierra:

¡Violencia!,

Ni dentro de tus fronteras: ¡Ruina!

¡Destrucción!

Tus muros se llamarán Salvación,

Y tus puertas Alabanza.

19 El sol no te servirá más de luz de día,

Ni te alumbrará la claridad de la luna;

Será YHVH tu luz perpetua;

El Dios tuyo será tu esplendor.

20 Tu sol no se pondrá jamás, ni menguará tu luna,

Porque YHVH te será por luz perpetua,

Y los días de tu luto habrán terminado.

21 Y tu pueblo, todos ellos justos,

Heredarán para siempre la tierra;

Renuevos de mi plantío, obra de mi mano,

Para manifestar mi gloria.

22 El más pequeño crecerá hasta mil,

Y el menor será pueblo numeroso.

Yo, YHVH, me apresuraré a haceresto a su tiempo.

Isaías 60