Seguir a Jesús

Predicado el 01 Mar 2015, Predicador: Enrique Nieto

Mateo 8:18-27 La Biblia de las Américas (LBLA)

Lo que demanda el discipulado

18 Viendo Jesús una multitud a su alrededor, dio orden de pasar al otro lado.

19 Y un escriba se le acercó y le dijo: Maestro, te seguiré adondequiera que vayas.

20 Y Jesús le dijo: Las zorras tienen madrigueras y las aves del cielo nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza.

21 Otro de los discípulos le dijo: Señor, permíteme que vaya primero y entierre a mi padre. 22 Pero Jesús le dijo: Sígueme, y deja que los muertos entierren a sus muertos.

Jesús calma la tempestad
23 Cuando entró Jesús en la barca, sus discípulos le siguieron.

24 Y de pronto se desató una gran tormenta en el mar, de modo que las olas cubrían la barca; pero Jesús estaba dormido.

25 Y llegándose a El, le despertaron, diciendo: ¡Señor, sálvanos, que perecemos!

26 Y El les dijo: ¿Por qué estáis amedrentados, hombres de poca fe? Entonces se levantó, reprendió a los vientos y al mar, y sobrevino una gran calma.

27 Y los hombres se maravillaron, diciendo: ¿Quién es éste, que aun los vientos y el mar le obedecen?