Tres aspectos del Salmo 16

Predicado el 23 Feb 2014, Predicador: Juan Carlos Ruíz

Mictam° de David.

16 Guárdame, oh ’El,
Porque en ti me he refugiado.
2 Dije° a YHVH: Tú eres mi Señor,
No hay para mí bien fuera de ti.
3 Para los santos y para los íntegros que están en la tierra,
Es toda mi complacencia.
4 Multiplicarán sus dolores quienes corren tras dioses° extraños;
No derramaré sus libaciones de sangre,
Ni en mis labios tomaré sus nombres.
5 YHVH es la porción de mi herencia y de mi copa.
Tú sustentas mi suerte.
6 Las cuerdas me cayeron en lugares deleitosos,
Y es hermosa la heredad que me ha tocado.
7 Bendeciré a YHVH que me aconseja,
Aun en las noches me corrigen mis riñones.°
8 A YHVH he puesto siempre delante de mí,
Porque está a mi diestra, no seré conmovido.
9 Por lo que se alegró mi corazón, y se regocijó mi gloria.°
Mi carne reposará también confiadamente,
10 Porque no dejarás mi alma en el Seol,
Ni permitirás que tu santo vea corrupción.
11 Me mostrarás la senda de la vida,
En tu presencia hay plenitud de gozo,
Delicias a tu diestra para siempre.

Santa Biblia: La Biblia Textual, Segunda Edición. 1999 (Sal 16). Sociedad Bíblica Iberoamericana, Inc.